Ácido hialurónico

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es sin duda uno de los ingredientes estrella en productos de cuidado facial y en tratamientos de medicina estética. Se trata de una sustancia con muchos beneficios para la piel y que está presente de forma natural en nuestro cuerpo. El ácido hialurónico es un polisacárido glucosaminoglicano. Es decir, un tipo de azúcar que forma parte de nuestra piel y que se caracteriza por su capacidad para retener agua ya que actúa como una esponja pudiendo absorber hasta 1000 veces su peso en agua. De ahí que ayude a dar volumen, rellenar arrugas, hidratar la piel y conseguir que luzca radiante, jugosa y tersa. También es muy eficaz en tratamientos para combatir el envejecimiento capilar.

¿En qué consiste?

Con el paso de los años y la edad tanto los niveles de ácido hialurónico como de colágeno presentes de forma natural en la piel comienzan a descender lo que provoca, al mismo tiempo, el envejecimiento y la aparición de arrugas, líneas de expresión, zonas con pérdidas de volumen y flacidez. Por eso este tipo de tratamientos son ideales para suplir esa pérdida y devolver la vitalidad a la piel del rostro.

El ácido hialurónico se emplea en muchos tratamientos médico-estéticos y en muchos productos cosméticos. Entre sus aplicaciones más frecuentes caben destacar las cremas y los sérums y las inyecciones de ácido hialurónico. Ambos tratamientos cuentan con buenos resultados y contribuyen en gran medida a reducir los signos de la edad y a regenerar y mantener hidratada, saludable y joven la piel.

Sin embargo, las inyecciones o infiltraciones de ácido hialurónico son más efectivas y sus resultados se aprecian de forma casi inmediata. Además de crear una malla o red de soporte para el correcto funcionamiento de los tejidos. Estas inyecciones se realizan de manera ambulatoria, no son invasivas y no entrañan riesgos.

Se puede aplicar en diferentes zonas del rostro, aunque las más comunes son los labios, la frente, los pómulos, el entrecejo, las patas de gallo y los surcos nasogenianos.

¡Reserva tu cita ahora!

Beneficios del tratamiento

Más información y preguntas frecuentes

En la Clínica Niño Aragón somos especialistas en tratamientos de rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico. Nuestros especialistas estarán encantados de responder todas tus dudas y asesorarte en el mejor tratamiento para devolver la vitalidad a tu rostro. No dudes en contactar con nosotros.

La principal diferencia entre el ácido hialurónico y el botox es el efecto que producen. Mientras que el ácido hialurónico rellena las arrugas y aporta volumen el botox bloquea las contracciones musculares para relajar y suavizar la piel, evitando la formación de arrugas de expresión.

Además, el ácido hialurónico se puede aplicar en todas las zonas del rostro y se infiltra sobre las arrugas o zonas a rellenar y el botox suele aplicarse en el tercio superior de la cara y se inyecta directamente en los músculos que se quieren bloquear.

De hecho, uno no sustituye al otro, sino que pueden combinarse para potenciar los resultados.

Los niveles de ácido hialurónico presentes de manera natural en nuestra piel comienzan a descender a partir de los 25 años de edad y, por lo general, los primeros signos de la edad empiezan a hacerse visibles aproximadamente a los 30. Por ello, para combatir esos primeros signos y retrasar el proceso de envejecimiento es de gran utilidad recurrir a tratamientos de ácido hialurónico.

Sin embargo, también es muy efectivo en personas de mayor edad ya que, por ejemplo, en pacientes de entre 40 y 50 años ayuda a combatir la flacidez y la pérdida de volumen. Y en personas de más de 50 años contribuye a mejorar la elasticidad de la piel y a evitar la formación de arrugas profundas y a suavizarlas para que no estén muy marcadas.

Por tanto, el ácido hialurónico es un gran aliado para el cuidado y rejuvenecimiento de la piel a todas las edades.

En el caso de los sérum y cremas faciales los resultados son progresivos y se van apreciando poco a poco siempre y cuando se apliquen de forma regular y se tenga constancia en el tratamiento.

Sin embargo, cuando se infiltra directamente sobre las arrugas y zonas a rellenar los resultados son visibles desde el primer momento. No obstante, conviene esperar al menos un par de semanas para ver los resultados definitivos ya que estos mejoran a medida que el ácido hialurónico va reteniendo agua y se integra completamente con el resto de los tejidos.

Contáctanos

Utiliza el formulario y envíanos un mensaje. Contactaremos contigo lo más rápido posible en la dirección de correo electrónico que nos facilites.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios